JOHN HELLIWELL in Classic Rock, October 2010

Supertramp Exclusive: Hodgson Return? Never!

breakfastcover

If anyone’s hoping for an emotional reunion between Roger Hodgson and Supertramp, then they can forget it. So says, saxophonist John Anthony Helliwell.

There are two chances, slim and none – and slim’s just left town,” laughs Helliwell, when Classic Rock asks the question. “To be honest, I’m not sure what the problem is, because it’s down to Roger and Rick (Davies). I do know they had talks about touring together. According to one party, those talks lasted 18 months. According to the other they lasted no time at all. But in the end, Roger decided to go and do his own tour, which was very good. Rick decided to put together the Supertramp 40th anniversary tour. And both parties tell you a different story as to why the whole thing failed.”

Helliwell also acknowledges that Hodgson is angry that the band are now playing six of his songs in their live set.

“I know he’s made his feelings public. But I’m not sure why he’s so upset. Firstly, anybody can play anyone’s songs live. And secondly, who better to do those songs than Supertramp? Yes, Roger wrote them, but I feel we as a band brought a unique approach which makes them stand out. The same also applies to Rick’s stuff.”

Helliwell has further revealed that there are plans for an expanded edition of 1974’s breakthrough album Crime Of The Century, although an actual release date remains unconfirmed. This follows the reissue of 1979’s Breakfast In America, now available as a two-CD set.

“I know we’re calling it the 30th anniversary re-release – we’ve just rounded it down a little,” admits Helliwell. “It’s been great revisiting the album. The extra CD has live songs from both Paris and Wembley on that 1979 tour. To be honest, when we’d finished the album we knew it was good, but we only realised how big it had become because all the venues were packed. We must have done about 120 shows from March to November in 79, which was quite hectic. Thankfully we bought ourselves some extra time for resting up by putting out the live album Paris in 1980.”

There were allegedly real tensions in the studio for Breakfast in America, between Hodgson and Davies, although Helliwell feels they’d always been there.

“I recall in 1973 we had to literally grab Roger and prevent him from going off to India. We had Crime Of The Century coming out, and the last thing we needed was Roger disappearing. But there was always friction between him and Rick, so what happened on Breakfast… was nothing new.”

Currently on the aforementioned 40th anniversary tour, with dates stretching in Europe until October 28 (they play the O2 Arena in London on Wednesday, October 6) , Helliwell is confident this will not be the last activity from the band.

We’re already talking about spring dates next year in America, and also some festivals in the summer. Possibly in Europe, maybe in America. But it’s all down to what Rick wants to do. It’s his call.

And, although, there are no plans for any new studio recordings, the band are making available live recordings of every show on the tour.

“You can buy a USB of each gig straight after it’s finished. Or you can get a CD or MP3 download online. It means I’ve got to watch what I say, because as the announcer anything idiotic I come up with will now be captured for posterity!”

Find out more at www.supertramp.com

 

2010 TOUR - SUPERTRAMP Berlin Sept. 27

STLiveBerlinblu

Hi all,
Back in the US after enjoying the two gigs in Europe and a ton of travel, hiking and museums! , here's some scoop on Berlin:

Venue: Stunning new arena way over on the eastern side of town called the O2 World...there are several O2 venues throughout Europe, but this was the first I'd seen. Was a miserable, rainy day outside but seemed like a pretty good crowd rallied to get to the show on Monday. I'd heard ranging from 5,000 to 10,000, with a couple of folks working at the event saying 10K sold, so who knows? Seems about right, as the floor was packed as was most of the entire lower bowl of arena and I think it was built to seat 18-20K. Anyhow, not a huge crowd, but a very appreciative one. Perhaps most amusing was a guy in the front row who'd dressed from head to toe as a train conductor, then went completely nuts throughout the performance of 'Rudy'.

Performance: Identical setlist that seems pretty well established. Highlights for this show for me were 'Ain't Nobody But Me,' 'From Now On' (John held that final sax note for a near eternity and the audience responded) and, 'Another Man's Woman,' which featured another crazy/good piano improv by Rick D. Rick was in great form, but his voice had two pretty audible creaks during Goodbye Stranger and Crime...only real nitpicks I had. I was lucky to have great seats...on floor, directly in front of soundboard and the sound was excellent from this vantage point. I didn't have the chance to compare notes with others this time, but those immediately around me that it sounded super, etc.

Good:
-Band playing -really- tight now, with a very full sound, both instrumentally and vocally;
-More subtly, Cliff and Bob have really locked-down as a rhythm section...very good groove throughout the show.
-Rick's in great form, excepting the two things mentioned above;
-John-Lee horns tandem and Carl V on many varied guitars adds great dimension to some old favorites;

Bad:
-Some humming from the PA at beginning of show -- fixed after a tune or two;
-Identical setlist...some variety would be great;
-Some mic probably during Cannonball, as it seems that some of the keyboards went silent for several bars...fixed, but audible goof;

Roger stuff: Roger Hodgson leaflets and posters were distributed by volunteers or whomever at several point around the arena. Thankfully, those distributing the stuff were much more respectful than what I had experienced in Munich. The leaflets were the same as in Munich, promoting Roger but not trashing Supertramp's concert. Couple of German fans next to me expressed that they wished Roger could've been a part of this show, but that it rocked without him and that life goes on...Jesse in particular did a great job on Monday night with the Roger-composed tunes and the band behind him sounded great.

Other: This audience was a lot more 'into it' than was the crowd in Munich...starting with Ain't Nobody But Me, lots of clapping, singing, and even gobs of people dancing is the aisles by the time Goodbye Stranger rolled around. Good to see from the usually too-stoic Germans ;-).

I talked with some tour personnel after the gig and they told me that the band is having fun and that they're especially looking forward to sold-out gigs in London, Paris (added a second show and it's almost booked-out, too), others in France and some venue just outside of Amsterdam? Favorite gigs so far included Verona, Lisbon, and Barcelona...

That's it from here. If you get the chance, I highly recommend seeing this band live as it is a great band/show! best,
Mark

STLiveBerlinGhollywood

 

2010 TOUR - SUPERTRAMP Manheim Sept. 23

Text and photos: Uwe Nessler

UweManheim01

Last Thursday I was at Supertramps show in Mannheim. Here?s my personal
review:

The venue SAP-Arena was 50% filled, so when I arrived I first had to change my ticket from the upper level to the lower level. The complete upper balcony remained empty. So there were about 5,000 people in this 10,000 people arena.

The sound was acceptable, but not excellent or crystal clear, because it was a little bit too loud. Ricks voice was always clear but the rest of band wasn?t always exactly balanced. Although the live recording I bought after the show sounds excellent. So this seemed to be owed to the acoustic of the venue (or the ability of the soundboard-technician?).

UweManheim02

The show was almost the same as the 2002-Tour: A plain stage with black curtains, opened from time to time to show videos on a screen. They added 2 videoscreens left and right of the stage where they showed the band. A nice gimmick was the camera at the piano showing Ricks hands playing. I liked the light show more then in 2002.

The setlist was the same as on the shows before. No changes.

How did the audience react on Rogers songs?
Rogers songs were very well received. Better than most of Ricks songs. I think that people know that it isn't Roger singing and they have to accept that other singers are doing his job. Although I had the impression, that for the band Rogers songs are a "ok we have to do this songs". Like many of us here I still have very ambivalent feelings about Supertramp playing Rogers songs. Reminds me when Ray Wilson was a member of Genesis and singing Phil Collins songs. Not the perfect hit.

From now on was the first highlight of the show. After that they played Give a little bit, but nobody stood up and danced. Same procedure on every song of Roger: the audience remained seated. That's for me the sign if a band got the audience: when the people on the balcony are standing up and dancing. In Mannheim: nothing. Just during the encore.

The highlight of the show was Another Man's Woman with Ricks outstanding
piano solo. Almost the only time when they got standing ovations.

UweManheim03

What I liked:
To hear after this long time Ricks songs again live -- especially Gone Hollywood or Poor Boy.
The interesting ending of Bloody well right -- it faded out
The sound of 2 electric guitars playing the solos at School and Crime
This epic sound -- although it wasn't crystal clear
To hear the original Wurlitzer sound. Great!

What I didn't liked:
The poor sound of the electric Grand Piano. OK, it is cheaper to do it
this way, but I prefer the sound of a real piano.
The poor sound of Jessies 12-string guitar on Give a little bit.
The disco-like beginning of Dreamer. Reminds me of a live version of Glenn Freys The Heat is on
The voice of Gabe Dixon. Sorry, I hate to say it, but for me it sounded like Mickey Mouse was singing. Did he take Helium?
Why did Gabe hide behind a keyboard when singing Rogers songs when he just play some single notes on it? Jessie is playing all the keyboard parts on Rogers songs.
I am pretty sure that Cassie Miller was singing, but sadly I never heard her voice alone.
Sometimes the bass playing of Cliff Hugo. His style of playing a pumping, rolling bass which is ok on Cannonball is not so much my cup of tea. On It's raining again he played more quavers then the syncopes of Dougie.
Most times the spotlight was only on Rick, the rest of the band played half in darkness.

UweManheim04

 

My conclusion is:
A good show whithout gimmicks but not outstanding and sorry, they did not get the audience. People liked the show but they did not went nuts.
I think that people just enjoyed to hear this songs again and maybe for the last time. It would have been ok to play some songs of the past Roger era, but to be honest: I did not miss them. Maybe because I am not so much into this era?.

Before or after the show there weren?t any people giving away flyers announcing Rogers new Live-CD.

Uwe Nessler

Magnolia Movie - Goodbye Stranger - Fragment

Magnolia Movie - Goodbye Stranger - Fragment

Source: Youtube

{youtube}Bcw4JiuK_yM{/youtube}

2010 TOUR - SUPERTRAMP Barcelona 18 Sept

El_Periodico-logo-58E2DF2B4B-seeklogo.com

Supertramp, en el museo del pop

La banda exhibió técnica pero se resintió de la ausencia de Roger Hodgson

Lunes, 20 de septiembre del 2010  JORDI BIANCIOTTO / Barcelona


La gira 70-10 de Supertramp debería llamarse 74-82, puesto que el repertorio que maneja se concentra de una manera abrumadora en esos ocho años tocados por la gracia creativa. El sábado por la noche, en el Palau Sant Jordi, el grupo británico se resignó a escenificar un elegante, estilizado, técnico y profesional ritual de revival ante una audiencia que, vista la media de edad, había crecido con él. Un público que dosificó sus expresiones de júbilo y las limitó a los momentos en que sonaron las melodías más reconocibles.

barcelona_1284930967000

Picture: Arnau Bach

A Supertramp le costó cerca de una hora calentar el Sant Jordi, que no se llenó pero fue ocupado en más de tres cuartas partes. Abrió con You started laughing, la canción inédita del disco en directo Paris (1980), y se adentró en espesos pasajes de pop progresivo con Gone Hollywood y Put on your old brown shoes. La primera pieza que hizo levantar brevemente al público de sus asientos fue la quinta, Breakfast in America, en la que Jesse Siebenberg (hijo del batería del grupo, Bob Siebenberg) hizo lo que pudo para ponerse en la piel del ausente de la noche, Roger Hodgson.

VOCES IMITADORAS / Salir a celebrar el 40º aniversario de la banda sin Hodgson es una papeleta que incluye una dosis de farsa. Porque tanto Siebenberg como Gabe Dixon, que se repartieron la misión de emular su canto aflautado, se veían forzados a asumir un rol imposible, incluso humillante. Y para Rick Davies, al frente de la banda desde 1983, montar un repertorio en el que solo una canción, Cannonball, corresponde a la era posHodgson, es una estridente declaración de derrota. Los Supertramp modernos nunca han cuajado, y Davies y sus cómplices (entre ellos, el siempre campechano saxofonista John Helliwell, que evocó la visita del grupo en el 2002: «Aquella noche me convertí en abuelo») tensan la cuerda como nunca tuneando canciones que requieren una interpretación vocal muy concreta.

Material que, en su facción más pop (It's raining again, The logical song), conserva vivas sus propiedades. Hodgson no buscaba solo un estribillo y muchas de sus canciones son festines melódicos integrales; sencillos y adherentes desde sus primeras notas. Artefactos horneados con materiales ocurrentes: los patrones de jazz,

cabaret y géneros démodées como el skiffle sustentan muchos de ellos.

Un pasaje del recital dedicado al álbum Even in the quietest moments (con From now on, Give a little bit y Downstream) marcó un punto de inflexión y trajo una mayor implicación del público, hasta entonces muy distante. Con nueve músicos en escena, y calcando texturas, inflexiones y solos de las grabaciones originales, Supertramp expresó tanta precisión como ausencia de inventiva. Su repertorio es idéntico noche tras noche: no ha habido tiempo ni necesidad de aprender más canciones. A diferencia de Pink Floyd y Yes, la banda nunca ha colocado el aparato visual en un primer plano, y en el Sant Jordi se limitó a tres pantallas de vídeo y un gag escénico durante la interpretación de Another man's woman: la reproducción de la portada de Crisis? What crisis?, con un empleado sentado en una silla plegable bajo una sombrilla.

En el último tercio de la actuación cayeron pesos pesados de su discografía como Take the long way home y un Goodbye stranger capitaneado por Davies. Luego, en los bises, un solo de armónica anunció la hora de School, entonada por Jesse Siebengerg, que abrió un bloque final centrado en el disco Crime of century, con Dreamer, a cargo de Gabe Dixon (con un timbre vocal más cercano a Hodgson), y la canción que le dio título. Fueron dos horas de música ambiciosa en su concepción original aunque ejecutada con ánimo conservador. Pero celebrar los viejos tiempos es el último refugio de la mayoría de los clásicos venerables del pop.


EL PAIS

El discreto encanto de lo anacrónico

Supertramp acunaron al Sant Jordi con un plácido repaso a sus viejos éxitos

LUIS HIDALGO - Barcelona - 19/09/2010

La ventaja de no haber sido un joven loco, disparado y atolondrado, es que no se nota tanto la pérdida de energías implicada en el paso del tiempo. Puestos en música, se puede apelar a la lógica y conjeturar que los años mellarán más a un punk que a quien hace del arrullo su enseña. Entiéndase que todo ello viene pintiparado al recordar el concierto que anoche ofrecieron Supertramp en el Palau Sant Jordi de Barcelona, donde celebraron los cuarenta años de la edición de su primer disco casi como si el tiempo no hubiese pasado. Al menos para el oído, ya se sabe que los años resultan implacables con el aspecto físico. Pero sea porque nadie fue a ver figurines o porque la condescendencia con uno mismo comienza con los demás, todo fue casi como entonces.

Supertramp_Barcelona 

Comodidad y calidad de sonido fueron las características del concierto

Bien, hace años Roger Hodgson estaba en la banda, no se repartía en la entrada de los recintos publicidad sobre las versiones de Supertramp que éste ha grabado para su nuevo disco en directo y no resultaba tan necesario en escena el concurso de vocalistas para reforzar las prestaciones de un grupo que ya, hace mucho, no cuenta con su voz. Pero como todo ello ya se sabía de antemano nadie se echó las manos a la cabeza y todo rodó de forma apacible. Quizás un poco más apacible de la cuenta, porque hasta el cuarto tema, "Breakfast in America", no sonaron los primeros aplausos sinceros, decorados mentalmente por más de un "¿te acuerdas? evocador de ternura y melancolía. Luego, quizás aprovechando el tirón, la banda embocó una versión briosa, al menos para su registro, de "Cannonball" para luego, debidamente anunciada en pantallas, seguir con "Poor boy". Todo muy en su sitio, perfilado, todo muy tranquilo, todo también algo anacrónico y como congelado más que en la memoria, en el propio tiempo.

Puestos a buscar cosquillas, podría haberse solicitado que algo de los indudables ahorros amasados a lo largo de una carrera tan larga y triunfal hubiesen sido destinados al espectáculo, bastante parco y, porque no decirlo, en absoluto espectacular. Y claro, eso de que en un concierto sólo cuenta la música es una verdad a medias si éste tiene lugar en un espacio tan grande como el Sant Jordi, donde pensar en un entorno visual para las canciones no es algo complementario sino más bien inevitable. A cambio, desde el mismo inicio del recital el sonido resultó nítido y definido, tan excelente como el de aquella frecuencia modulada que tanto antepuso la calidad a tantas otras cosas. Ese sonido permitió que los acordes de piano que abren "From now on" levantasen otra marea de murmullos de aprobación en una platea donde como mandan los cánones el concierto se siguió sentado, de suerte que comodidad y calidad (de sonido) fueron la grandes características del concierto.

Esa misma platea, unida por un desnivel continuo de sillas que la unía a la grada situada frente al escenario, vibró con "Give a little bit", otra de las históricas repescas del grupo, un empujoncito a la alegría y al cosquilleo en clave Supertramp, es decir, con mesura. No se trababa de desbocar emociones, sino más bien de evocarlas con tacto y sin aspavientos. "It's rainig again" se encargó de elevar de nuevo los ánimos y enfocar la parte final del concierto con "Bloody well right", "The logical song" y "Goodbye stranger". En los bises esperaban turno "School", "Dreamer" y "Crime of the century", con las que se cerró el repaso a una historia iniciada hace cuarenta años y que ha bifurcado un mismo repertorio bajo dos nombres. En el caso de Supertramp fue conducido anoche con un encanto discreto, pausado y maduro para mayor solaz de los amantes de la calidad y de las emociones que no pongan en riesgo la salud mediante inopinados sobresaltos.


LA VANGUARDIA

Antología feliz
KARLES TORRA  - 20/09/2010

No hubo nostalgia gracias al gran nivel de los músicos y a la fuerza de temas que resisten al tiempo

Tras haber permanecido inactivo durante los últimos ocho años, el grupo Supertramp anda de nuevo en la carretera para celebrar su cuadragésimo aniversario con la gira 70-10.Bajo el mando único de Rick Davies, como es habitual desde la salida de Roger Hodgson en 1983, Supertramp presentó el pasado sábado una lustrosa antología de su trabajo en formato de noneto y al calor de un Palau Sant Jordi que se aproximó al lleno. Muy equilibrada y bien distribuida, la selección incluyó temas de la media docena de vinilos publicados entre 1974 y 1985, con atención especial a sus dos mayores bombazos tanto en términos artísticos como comerciales: Crime of the century (1974) y Breakfast in America (1979). Pese a que uno pudiera temer lo contrario de antemano, lo cierto es que el espectáculo no fue en ningún caso una ceremonia nostálgica, dado el gran nivel exhibido en todo momento por los músicos y la fuerza indiscutible de una obra rebosante de gemas que resisten la mar de bien el paso del tiempo.

Entre ellas un ramillete de brillantes canciones pop obra de Roger Hodgson, caso de Breakfast in America,Give a little bit o The logical song,y que, con la salvedad de un desacertado It´s raining again,sonaron razonablemente bien perfiladas en la voz de Jesse Siebenberg y Gabon Dixon, haciendo las delicias del público. Por su parte, y con un discurso más cercano al rock progresivo, Rick Davies rayó a considerable altura como cantante y estuvo soberbio en tanto que pianista. Ya fuera cocinando en clave de jazzrock un infeccioso Cannonball que mostró una admirable conjunción de piano, percusión y viento, o bien dejándose literalmente la piel de los dedos para pasmo de la audiencia con un crescendo brutal en su portentosa recreación del Another man´s woman de Crisis, what crisis,Davies ofreció toda una exhibición de sus enormes poderes y saberes. ...

Dentro de un concierto sin apenas elementos escenográficos y que no perdió nunca el interés, la última parte fue para mojar pan y quitarse el sombrero. Con el saxo de John Helliwell y la trompeta de Lee Thornburg lanzadas a todo gas, el grupo encadenó una imponente Bloody Well Right a una superlativa Logical Song (donde Helliwell también lució como maestro de ceremonias), antes de cerrar por arriba con un flipante Goodbye Stranger. Para alcanzar, ya en los bises, la máxima cima emocional en alas de un remozado Dreamer (otra perla de Hodgson que supuso el primer gran éxito del grupo), ante el fervor desatado de los fans. No podía tener mejor colofón esta antología verdaderamente feliz.

 

Barcelona concert - Previous - Palau Sant Jordi

Barcelona Show - September 18th
Some minutes before the concert...

Source: Youtube

{flv}ST_T2010_BarcelonaAmbient_previ_{/flv}

SUPERTRAMP Barcelona, Review Sept 2010

Barcelona September 18, 2010

Text and photos: Miguel Angel Candela 

BCN2010A6

SET LIST

You started laughing
Gone Hollywood
Put on your old brown shoes
Ain't nobody but me
Breakfast in America (sung by Jesse Siebenberg)
Cannonball
Poor boy
From now on
Give a little bit (sung by Jesse Siebenberg)
Downstream
Rudy
It's raining again (sung by Gabe Dixon)
Another man's woman
Take the long way home (sung by Gabe Dixon)
Bloody well right
The logical song (sung by Jesse Siebenberg)
Goodbye stranger

ENCORE / BIS

School (sung by Jesse Siebenberg)
Dreamer (sung by Gabe Dixon)
Crime of the century 


En español a continuación

English readers could read the Halle reviews: same set list, same show :o) I'm just adding here some comments and data about the show in Barcelona:

Pretty full venue, 13.000 people according the organizer. Very good welcome from the audience, warm reception for Roger's songs (people stand up). Sound was not powerful and clear enough for such a huge venue. Seats far from stage suffered a poor sound. Also, Gabe voice, strings (keyboards) and Carl's guitar were in soft volume compared to the rest. Soft volume and bad mix in general, from most of seats (even expensive tickets) the sound was dissapointing, what a shame. I was able to check it from several points and I got lot of bad fans feedback about it.
Audience love the songs and enjoyed the show, but feeback I got from some friends was quite dissapointing (about the sound power and quality, and about the atmosphera, little bit cold compared to previous tours, and about too many Roger's songs in the set list) Similar feedback in press reviews. The show itself it's a "deja vu" thing, similar than previous tour 2002.
The band playing and singing was excellent I have to say, except for "Dreamer" and "It's raining again", where Gabe's voice can not make us forget the Roger's voice, and then the result is not as good as expected. I've heard some criticism about lack of songs from last albums, that make sense.
The solo of piano by Rick in Another Man's woman was the same than 1997 and 2002 tours ..... After 13 years playing the same solo I won't describe it as a "jam". Maybe it would be good some new ideas, right ?
Lights were similar than previous tour too. Disco style ....that could fit on a ELO show, but obviously doesn't fit on a "progresive-sophisto-rock" show. Lights didn't help for a better atmosphera.
Bittersweet flavour..... Anyway, we met lot of good friends there. We love Supertramp, but we have to explain the low level in the Production, though the band did a great job. We are waiting for news about a possible american leg next year.

Barcelona 18 Septiembre, 2010

13000 personas según la organización, en un recinto bastante lleno, pero con asientos en la pista (con grandes pasillos ) con lo que se desaprovecha mucho sitio y la respuesta del público es más fría al encontrarse más lejos del escenario.

Sentimientos agridulces los que nos dejaron Supertramp en su nueva gira.
Contentos de verlos de nuevo por aquí, ocho años después, cuando ya parecía que se habían retirado definitivamente, pero con una sensación de "deja vu" al ser una repetición de la última gira, con solo algunos pequeños cambios.
Eso mismo he ído leyendo en otras criticas de otras ciudades, y muchos titulares de prensa referidos a la "nostalgia" y términos parecidos. Vamos, que somos unos carrozas aunque nos cueste aceptarlo :o)
Una gira no precedida por nuevo disco por primera vez en la historia, y basada más que nunca en la década dorada de 1973-1983, incluyendo solamente un tema posterior a esa fecha.

Visualmente el concepto del show a nivel de escenario y luces es el mismo que fuera en 2002, que si ya en aquella época era justillo, no digamos ahora (y eso que nos habían anunciado desde la web oficial un nuevo diseño de show más espectacular ...)

Los comentarios de gente con la que he hablado (fans que llevan siguiendo al grupo durante decadas) han sido en mayor parte de algo de decepción, en varios aspectos, aunque siempre hay el que lo ha parecido correcto, hagan lo que hagan. Cada uno tiene sus propias expectativas.

Aquí va un resúmen de dichos comentarios, me he tomado la molestia de hacer el ejercicio de pensar en las cosas positivas, que siempre las hay, para no dar la impresión que el concierto fuera un desastre, que tampoco lo fué. Solo que no respondió totalmente a las espectativas de muchos fans:

 

BCN2010A9

 Cosas a destacar, respecto a la gira anterior:
- Se han añadido, por fin, dos pantallas a los lados para mostrar imágenes del show en primer plano, algo que es ESTANDAR en la mayoría de conciertos desde hace dos decadas. Imprescindible en recintos enormes como el Palau St Jordi , desde donde la mayoría de las gradas el escenario se ve enano con unas figuritas encima. Esto mismo se lo comenté a John Helliwell en una entrevista que le hice en 2003, y sea como sea este tema se ha solucionado. A pesar de eso no han funcionado todo el rato .....
- Se han recuperado temas de Rick que no estaban en la gira anterior, como "You started laughing", "Poor boy" y "Gonne Hollywood" (precisamente también hablé de esta ultima canción con John en esa entrevista)
- Se ha incluido en el merchandising la posibilidad de comprar el concierto grabado en audio en un pendrive o en CD, una nueva tendencia en la actualidad que permite a los fans tener el concierto al instante y a los artistas les evita tener que pasar por una discográfica y editar un disco. Hemos pasado de no tener casi ninguna grabación oficial, a tener una de cada concierto :o) Bienvenido sea !
- Jesse interpreta más temas de Roger esta vez, y lo hace con un tono de voz muy adecuado, intentando mantener el espíritu de las canciones en todas las entonaciones y variaciones. Buena nota.
- La profesionalidad de la banda está fuera de toda duda, lo hacen impecable, cada uno en su apartado, sobre todo los miembros originales Rick, John y Bob, que siguen en plena forma musical. Si el sonido final fuera del escenario es bueno o no ya no es cosa de ellos, sino de los encargados del sonido y la Producción. En esta gira no participa Mark Hart, que está de gira con Crowded House, pero hay incorporaciones en la banda como el trompetista, su mujer en los coros y un teclista que canta algún tema de Roger. 9 personas en el escenario.
- Una de las incorporaciones es una voz femenina, que indudablemente debe llenar más los coros. Algo que no se nota en el propio concierto por el propio ruido global de los directos, pero quizás se note en las grabaciones. Vamos, hay gente que dice que no se nota nada, pues ya son 8 en el escenario, y hasta lo citan como algo innecesario o desaprovechado, pero yo lo dejo como algo positivo.
- Se han recuperado un par de temas de Roger Hodgson que nunca habían interpretado, y en total son siete temas de Roger los que suenan en el concierto.(más de la tercera parte del show) Esto también está en la parte negativa, pero lo añado como parte positiva para toda aquella gente que está al margen de quien canta las canciones y por tanto disfruta de un concierto con más exitos y más variado que si fuera solo con temas de Rick. De hecho en el primer tema de Roger, "Breakfast in America", es cuando la gente se puso en pie por primera vez ! Y lo mismo con el resto de sus temas. Está claro que están en el corazón de todos los asistentes.

 

BCN2010A7

En la parte negativa: 

- Solo un tema post-Roger, concretamente Cannonball de 1984. Algo que defrauda a los muchos seguidores de la banda de la era post-Roger (entre los que no me encuentro) pero he leído muchas críticas al respecto y tienen razón.
- No han interpretado Asylum, que si han tocado en algún concierto anterior en Alemania. El Set list ha sido el mismo que en conciertos anteriores en España.
- La misma pantalla de cine tras la batería pero con los mismos videos de siempre (los clasicos de Rudy y Crime of the century) y poco más. Es un apartado muy desaprovechado, una vez hecho el gasto de montar la pantalla cada noche.
- El mismo escenario y las mismas luces, poco trabajadas. Recuerdo giras de los 80 donde los juegos de luces eran emocionantes y ayudaban en las canciones. Eso es imperdonable en una gira de este tipo. El estilo "disco" de las luces encajaría quizás en un concierto de la ELO, pero no en una banda de pop-progresivo y sofisticado, que necesita de las luces para mantener el "drama" y la emoción de ciertos momentos. Suspenso gordo en este apartado.
- El sonido muy pobre para el recinto. A la que te alejabas del escenario, el sonido era bastante malo, demasiado grave y embarullado, no se apreciaban bien los detalles. Incluso estando cerca, la guitarra de Carl no destacaba lo suficiente, lo mismo con los sonidos de string (teclados) y con la voz de Gabe, que apenas se percibía, al contrario de las de Rick y Jesse que si estaban bien ajustadas en sus canciones. He leído lo mismo de otros conciertos, así que no debe tratarse de un fallo, sino de una decisión sobre el show. Para muchas personas, entre las que me incluyo, se puede considerar un timo para una producción de estas caraterísticas. Por mucho que te gusten las canciones, si no notas los detalles ni suena equlibrado te cuesta mucho meterte en el show, y eso es lo que ocurrió.
- En general el concierto ha sido algo frío comparado con giras anteriores, es dificil de explicar pero se nota en el ambiente. No se hace participar al publico de la fiesta (con algun estribillo, alguna variación,...) y las presentaciones de John han sido más escasas y discretas. Todo muy aséptico, más aún que en épocas pasadas. Y el sonido y las luces no ayudaron en esto.

BCN2010A8

 - Los nuevos temas recuperados de Roger, "Dreamer" e "It's raining again" han quedado demasiado discretos, tanto por el volúmen bajo en la voz del cantante ya comentado (aunque las canta muy bien) como porque se han tocado sin mucho carisma. La voz de Gabe en "It's raining again" no acaba de encajar y no queda tan bien como debiera, al ser bastante diferente que la de Roger. (en cambio los temas que canta Jesse quedan muy aceptables)
- El hecho de que 7 de los 20 temas sean del ausente Roger desagrada a cierta parte del publico, que preferiría escuchar más temas de Rick. En concreto yo he echado de menos temas como "Better days" o "Listen to me please" por poner solo un ejemplo, muy apropiados para un directo.
- La supuesta "improvosación" o solo de piano de Rick en "Another Man's woman" resulta ser la misma que en las giras 1997 y 2002 y que repite noche tras noche. Empieza siempre del mismo modo, y a veces se vuelve caótica. Por lo que me han comentado expertos deja bastante que desear para un pianista que lleva toda la vida con ello. Yo como oyente fino solo puedo decir que hay trozos que me suenan bien y trozos que me suenan mal, y entonces el global no me gusta. Y además con ello se carga el final de la canción tan característico, pasando a ser un trozo de soul muy ruidoso sin más. 13 años con el mismo solo no me atrevo a llamarlo "improvisación" precisamente. Hubiera estado bien incorporar alguna variación de este tipo en otro tema por lo menos para variar un poco y demostrar ideas. Lo hubiésemos agradecido.
 
Todo esto no quita que lo hayamos disfrutado en mayor o menor grado, y ha sido una ocasión más para vernos, con la banda y con otros amigos. Amamos a esta banda pero hemos de ser críticos también con lo que nos ofrecen, que como he comentado nos ha fallado la Produción más que la banda en si, que han hecho su trabajo con nota. Quedamos a la espera de la posible ampliación de la gira a Norteamérica a principios del año que viene, como ya pasó en 2002, y también a que la insistencia de Roger permita finalmente una reunión en un futuro cercano. Eso ya parece más improbable, pero nunca se sabe. 
 

BCN2010A3 BCN2010A4

BCN2010A2 BCN2010A10 

BCN2010A5 BCN2010A1

 

Tour 2010 - Madrid - Another Mans Woman

Tour 2010 - Madrid - Another Man's Woman

Source: Photobucket user - Link

{flv}ST_T2010_Madrid_AnotherMansWoman.mp4{/flv}

BUY THIS CONCERT FROM SIMFYLIVE
CLICKING THE LOGO BELOW

simfylive_banner

BBC 1977 Supertramp live - Another Man's Woman

BBC 1977 - Another Man's Woman

Source: Youtube

{flv}ST_BBC77_AnotherMansWoman_video{/flv}

2010 TOUR - SUPERTRAMP, Bilbao 17 Sept

el-correo

Dos horas de nostalgia

Supertramp repasó sus éxitos en el BEC ante 6.000 fans

19.09.10 - 03:03 - ÓSCAR CUBILLO


El viernes, camino del metro, nos cruzamos con el amigo Topo, un intelectual melómano, y le tendimos la lista con las 20 canciones que Supertramp tocarían esa noche en el BEC. La miró, aseguró conocer todos los títulos, y sentenció: «No falta ningún éxito. Es un listado parecido al del 'París'. Pero no va a ser lo mismo...».
Ya, antes en Supertramp había dos colíderes: el presente Rick Davies, el alma blues de la banda, y el ausente, Roger Hodgson, el marchamo pop y comercial de un grupo jurásico cuya sombra se cernía en la entrada del BEC por medio de los panfletos que se repartían recordando que él era «el compositor de los grandes éxitos», un Hodgson cuya voz aguda fue sustituida por dos gregarios en un concierto donde se le echó de menos.
La gira de Supertramp se nomina '70-10 Tour', en referencia a los 40 años transcurridos desde la edición de su debut homónimo, pero de ese primer LP no rescataron ningún corte. El repertorio escogido duró dos horas y 6 minutos y se ubicó entre 1974 y 1982, y sonaron hasta cinco temas del 'Crime Of The Century' (1974) y otros cinco del 'Breakfast In America' (1979).

La peña pureta y pulcra lo recibió con predisposición positiva, ovacionaba al reconocer bastantes temas tras sonar los pianos iniciales, y en muchos títulos, sobre todo en los de Roger Hodson ('Dreamer', 'It's Raining Again'...), fue ella, la peña, la que con sus cantos sacó las castañas del fuego a los oficiantes.
Había unas 6.000 personas, menos de las esperadas. El respetable lo componían mayoría de hombres entrados en años (¡por una vez no éramos los mayores!). En el grupo, un noneto, figuraban tres originales: el líder Rick Davies, que ni se dignó a dirigirnos la palabra, el saxofonista y gracioso oficial John Helliwell. y el baterista Bob Seibenberg, apenas visible tras los timbales y platillos. El hijo de éste, Jesse, guitarra y percusión, era el que mejor imitaba al ausente Hodgson, mientras que nulo de carisma entonaba Mark Hart, el otro karaoke.

Supertramp actuaron con profesionalismo, en escasas ocasiones llegaron desganados (la jazzie 'Poor Boy') y a menudo iniciaron temas sin garra pero los levantaron en los epílogos progresivos ('Rudy'). Los tres primeros temas sonaron mal, con un parón amenizado con un blues improvisado mientras arreglaban el piano eléctrico.
Pero a la cuarta, 'Ain't Nobody But Me', algo Ray Charles, cambió la acústica y la actitud de los oficiantes, y el bolo mejoró. Se siguió con inevitables éxitos de Hodgson ('Give A Little Bit') y se llegó al colofón progresivo de 'Goodbye Stranger'. Para el bis quedó la mejor pieza de la velada, 'School'.

Al acabar los 126 minutos pasamos junto al puesto de merchandising, donde los carteles reprendían 'no compres pirata' y ofrecían camisetas por 25 euros (¡qué pasada!) y gorras por otros 25 machacantes (¡qué sobrada!). Topo adquirió un llaverito de un teclado bajo el nombre de Supertramp y confesó: «Me ha costado 5 euros. Sé que es una 'timada', pero me he dejado vencer por la nostalgia. Cómo se aprovechan de nosotros, ¿eh?».

http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20100919/cultura/horas-nostalgia-20100919.html

 

More Articles...

Subcategories

You are here: Inicio Supertramp